We are the Robots: Kraftwerk (3-D Concert) @ El Plaza Condesa, Mexico City

Si bien no son los creadores de la música electrónica como tal, es innegable que fueron los que mejor la desarrollaron dándole su verdadera identidad, lo que convirtió a esta mítica banda alemana en los pioneros de la música electrónica, influenciando trascendentalmente a una infinidad de bandas, músicos y productores electrónicos, incluso de otros géneros, que de no haber existido, la música electrónica como la conocemos hoy no sería para nada la misma.

Kraftwerk (‘central eléctrica’ en alemán) fue formado originalmente por Ralf Hütter y Florian Schneider en 1970 cerca de la ciudad de Düsseldorf, quienes con sus primeros álbumes experimentales: Kraftwerk I (1970), Kraftwerk II (1972) y Ralf und Florian (1973) fueron de los proyectos más importantes del krautrock, junto a bandas como NEU! (banda que formaron Klaus Dinger y Michael Rother después de haber participado en la primera gira de Kraftwerk a principios de los 70). Pero fue hasta su tercer álbum, el legendario Autobahn del año 1974, que consagró a Kraftwerk a nivel mundial como uno de los pioneros de la música electrónica gracias al tema homónimo de 22 minutos de duración, compuesto y grabado en su propio estudio Kling Klang en Düsseldorf. Para su primera gira por EU contrataron a Wolfgang Flür y Karl Bartos como percusionistas electrónicos, quienes a partir de ese momento, formaron parte de la alineación como banda.

Sus siguientes álbumes Radio-Activity (1975), Trans-Europe Express (1977), The Man-Machine (1978) marcaron una etapa de desarrollo para la música electrónica junto a los primeros álbumes del francés Jean-Michel Jarre y del japonés Isao Tomita, entre otros pioneros a quienes escuchaba de niño gracias a mi padre. Lo mismo sucedió en la década de los 80 con los álbumes Computer World (1981), el single Tour de France (1983) y Electric Café (1986) llamado años después Techno Pop, que bien también podría haberse llamado Electro PopSynth Pop, fueron, son y seguirán siendo los álbumes más representativos de esos sonidos.

En la década de los 90, Wolfgang Flür y Karl Bartos fueron reemplazados por Fritz Hilpert y Henning Schmitz, respectivamente. Un año después, en 1991, con el álbum The Mix hicieron honor al titulo, tomando grabaciones originales y agregando nuevos sonidos para darle un sonido actual (de aquel entonces), a sus temas más representativos, creando nuevas versiones que fueron llevadas a sus actos en vivo hasta hoy en día. Lo último que produjeron en esa década, fue el single Expo 2000 en 1999 con 4 versiones diferentes. Trabajos que marcaron un nuevo sonido durante esa década y para la siguiente.

En 2003, retoman el single ‘Tour de France’ y lanzan su décimo album de estudio Tour de France Soundtracks, un álbum revolucionario para el sonido minimal techno, con el que iniciaron la famosa gira mundial Minimum-Maximum, presentando la nueva tecnología digital, usando cuatro ordenadores portátiles y una pantalla de video de 16 metros durante sus actos en vivo con imágenes proyectadas en sincronía con la música, técnica que actualmente es utilizada por una infinidad de músicos y productores electrónicos de todo el mundo. Con esta gira grabaron su primer álbum en vivo, con temas grabadas en diferentes ciudades del mundo durante 2004 y lanzado en 2005 en CD doble y en DVD.

Hace una década, en 2004, fue la primera vez en que la ‘central eléctrica’ visitó México como parte de la mencionada gira Minimum-Maximum, con un único show en la Carpa Neumática del Hipódromo de la Américas, siendo además, el primer concierto con sonido envolvente en México. Afortunados los que pudieron asistir aquella primera vez, mientras yo era un adolescente que cursaba la preparatoria.

Tras la salida oficial de Florian a principios de 2009, la segunda vez que visitaron México, fue durante las dos fechas de Radiohead en el Foro Sol como parte de su gira por Latinoamérica en marzo de 2009 ya con Falk Grieffenhagen suplantando a Florian Schneider, pero no fue hasta 2012 en el que Grieffenhagen ingresa oficialmente a la banda. En ese mismo 2012, Kraftwerk presentó en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) el proyecto denominado Retrospective 1 2 3 4 5 6 7 8, una serie de 8 conciertos en donde tocaron por completo y en orden cronológico su discografía más representativa, desde Autobahn hasta Tour de France, durante ocho noches consecutivas con nuevos visuales en tercera dimensión, acompañados por una exhibición. Otros lugares donde presentaron este nuevo show 3-D, fueron en los festivales Sónar en su edición de São Paulo y Barcelona, Latitude Festival en Reino Unido, Malta Festival en Polonia, Roskilde Festival en Dinamarca, Longitude Festival en Irlanda, Iceland Airwaves Festival en Islandia, por mencionar algunos, durante 2012 y 2013. Show que ansiaba ver en nuestro país desde el año pasado, cosa que ocurrió este 2014 ofreciendo tres conciertos (13, 14 y 15 de marzo) después del pronto sold out de todos los boletos del 13 de marzo, obligándolos a abrir una segunda y por si fuera poco, una tercera fecha y claro, como buen fan de esta banda legendaria, adquirí mi boleto para asistir al primer show.

Kraftwerk Retrospective 1 2 3 4 5 6 7 8 @ MoMA, NY

Jueves 13 de Marzo, 2014. El Plaza Condesa, México D.F.

De regreso al Plaza Condesa después de ver a los daneses de Kashmir en Octubre del año pasado, llegando al venue justo minutos antes de las 20:00 hrs (hora marcada para el comienzo del show) con mucha gente afuera aún esperando entrar, la primera persona a quien reconocí en seguida, fue a Juan Carlos Lozano (Morbo, ex-Moenia), quien paso junto a mi, al igual que a Héctor Mijangos (director de Noiselab y fiel fan de los ‘robots’), quien resultó muy platicador durante el concierto tratando de adivinar las canciones antes de comenzar y a quien como en muchas otras ocasiones, me lo encuentro entre el público en varios eventos de la ciudad que tienen que ver con la electrónica y la cultura digital. Un saludo Mijangos.

Pero antes de esto, con toda la emoción a flor de piel, me apresuré a entrar para no perderme ni un segundo de este magno evento, siendo bienvenido por unas personas que al ingresar, entregaban los lentes especiales para ver la magia del 3-D en los visuales de Kraftwerk en un Plaza Condesa abarrotado y con ese enorme lienzo donde ya se proyectaba las cuatro siluetas pixeleadas en movimiento de los ‘hombres maquina’ de su característico escenario minimalista, acompañado de luces rojas que provenían de las paredes del fantástico interior del Plaza creando al instante un ambiente ad hoc que me sumergió por completo a la experiencia que estaba por comenzar.

Alrededor de las 20:15 hrs, ya con todo el público preparado con sus gafas especiales 3-D puestas, el cuarteto alemán, saltó al escenario liderado por Ralf Hütter (único miembro original), seguido por Fritz Hilbert, Henning Schmitz y Falk Grieffenhagen (en ese orden) con sus inconfundibles trajes fluorescentes tipo Tron, para abrir con su clásico y emblemático ‘The Robots’ en una versión en la que combinaron la original con la de 1991, en donde la euforia de todos los presentes, asombraron a los de Düsseldorf con un gran recibimiento tras su esperadísimo regreso al país, mientras los primeros visuales en 3-D magnificaban a todos y mientras Hütter declaraba repetitivamente “We are the Robots” y el resto de la lírica que todos conocemos de principio a fin, con un nuevo efecto de vocoder en aquella primera pieza de la primera noche.

Tras una ovación al termino de ésta, le siguió ‘Metropolis’, con visuales que nunca había visto, para seguir con la experiencia 3-D con el combo ‘Numbers’ / ‘Computer World’ en las que ya nos encontrábamos adentrados en el mundo binario de las maquinas y el de los números. Después vino otro combo, ‘It’s More Fun to Compute’ / ‘Home Computer’. Luego presentaron ‘Computer Love’ con una intro nueva. Después escuchamos la intro inconfundible de ‘The Man-Machine’ otro de sus temas emblemáticos con la voz en vivo del ‘ser semi humano’ Ralf Hütter, quien hizo lo suyo en el vocoder, fue uno de muchos momentos en el que me preguntaba, si realmente estaba viendo en vivo a esta banda legendaria. ¡De ensueño!

Le siguió ‘Spacelab’ en donde las paredes del interior del Plaza, se pintaron de color azul como parte del espectáculo y en donde nos llevaron por un viaje al espacio desde el interior de una nave espacial, mientras observábamos al satélite ‘Morelos’ que por varias veces parecía que se iba a estrellar frente a nuestras caras sacando algunos “wooow!” del público en unísono, luego vimos una hermosa vista de la Tierra desde la nave en la que se había convertido el Plaza Condesa, terminando aterrizando en las ruinas de Teotihuacán como un gran gesto de cariño hacia nuestro país, visuales que fueron hechos especialmente para estas tres noches, ¡qué detalle! Todo esto con el efecto 3-D que siendo conocidos por todos nosotros, asombraba a todos en cada una de las piezas interpretadas por los alemanes.

Después, entre una pausa y con el escenario completamente a oscuras, escuchamos “Eins, Zwei, Drei, Vier” (“Uno, Dos, Tres, Cuatro” en alemán), para dar paso a la versión alemana de ‘The Model’, ‘Das Model’, el padre de ‘He Took Her To A Movie’ de Ladytron (incluida en su álbum debut 604 del 2001), otra de mis favoritas de Kraftwerk y otro de los momentos épicos. En ‘Neon Lights’, otra de su aclamado álbum The Man-Machine (que tocaron en su totalidad), nuevamente las luces de las estructuras de los costados del Plaza formaron parte del espectáculo para crear un ambiente más envolvente, y sin duda alguna, lo lograron.

Le siguieron ‘Autobahn’, su obra maestra de 1974 en su versión corta-estándar, luego vino el mejor combo de la noche, ‘Tour De France’ en una versión corta de la original de 1983, seguido por las versiones de 2003 ‘Tour de France Étape 1, ‘Chrono’ y ‘Tour de France Étape 2’ en las que no paré de mover los pies y la cabeza a imitación de baile. Después vino una pequeña selección de tracks del álbum Radio-Activity comenzando con ‘Airwaves’, luego ‘News’ y ‘Geiger Coulter’ que sirvieron como intro para la extraordinaria ‘Radioactivity’, en la que Ralf Hütter cantó la primera parte en japonés y la segunda en inglés y en la que cambió un par de veces la palabra “Hiroshima” por “Fukushima” en homenaje al accidente que ocurrió en la Central Nuclear de Fukushima en Marzo del 2011.

En ‘Trans-Europe Express’, volvieron las luces de las estructuras romboicas del interior del Plaza, mientras observábamos el viaje animado por las vías de un express europeo terminando con el logo de su estudio de grabación, Kling Klang. Luego tocaron tres piezas claves e inseparables, ‘Boing Boom Tschak’, ‘Techno Pop’ y ‘Music Non Stop’ en donde simplemente reventaron el lugar. En ‘Techno Pop’, fue inevitable corear la frase: “La música ideas portará y siempre continuará. Sonido electrónico, decibel sintético” y en ‘Music Non Stop’, cada uno de los integrantes bajó uno por uno del escenario, después de haber tocado sus respectivos solos como en el DVD Minimum-Maximum y como suelen acostumbrar hacer al concluir sus conciertos. Ralf, el último en bajar del escenario, se despidió de un público eufórico con un “Buenas noches” a secas, pero al mismo tiempo tan cálido.

En ese momento, dábamos por concluido su magnífico show, pero entre una gran ovación, aplausos y gritos, el ‘cuarteto de robots’ subió de nuevo al escenario sorpresivamente, para ofrecer un encore tal y como las grandes bandas de rock suelen hacer, en este caso, una banda legendaria de la electrónica que se pueden dar ese lujo. El encore estuvo conformado por mis favoritas ‘Aéro Dynamik’, ‘Expo 2000’ y ‘Planet of Visions’ con la que cerraron el primero de tres conciertos y en las que no paré de mover el cuerpo, después de haberse terminado la batería de mi cámara fotográfica. ¡Qué gran cierre!

 

kraftwerk-live-2014

Ralf Hütter, Henning Schmitz, Fritz Hilpert, Falk Grieffenhagen

En lo personal, fue la mejor de las tres noches que ofrecieron en el Plaza Condesa, con una excelente selección de temas ya clásicos interpretados con la frialdad que los caracteriza y con gran virtuosismo en sus sintetizadores y demás instrumentos electrónicos. Durante dos horas, los alemanes demostraron que siguen siendo los putos amos de la música electrónica y lo hicieron por 3 noches seguidas ante un Plaza abarrotado. Las gafas 3-D que nos entregaron y algunos vídeos que pude grabar serán recuerdo de esta noche épica. Sólo me hubiera gustado que durante ‘The Robots’ hubiéramos visto a los verdaderos robots sobre el escenario controlados por control remoto como en sus anteriores giras.

Las siguientes dos noches tocaron ‘The Model’ en inglés y cambiaron sólo las últimas dos canciones de este primer concierto por ‘Vitamin’ en la segunda noche y ‘Electric Café’ en la tercera, según setlist.fm

 

Ha pasado una semana de este extraordinario show 3-D y aún no lo supero. Ver por primera vez este espectáculo audiovisual único de esta banda que ya hacía música desde mucho antes que muchos de nosotros naciéramos, es una gran experiencia que toda persona debe ver por lo menos una vez en su vida. 

El año pasado, Kraftwerk anunciaron oficialmente que están trabajando en un nuevo álbum de estudio después de aquel Tour de France Soundtracks del 2003, lo que seguramente muchos estamos esperando ansiosamente, aunque sin los 3 miembros de su época de oro, Florian Schneider, Wolfgang Flor y Karl Bartos, éste último quien se encuentra de gira presentando su último trabajo como solista Off the Record publicado el año pasado.

Durante 4 décadas de carrera (43 años para ser exactos), Kraftwerk ha influenciado de manera indiscutible a varias generaciones de músicos y aristas a nivel mundial y no sólo en la electrónica. Por ello, recibieron junto a los Beatles, un Grammy honorífico por su larga trayectoria, el cual le fue entregado al propio Ralf Hütter durante la última ceremonia número 56 de los Grammy. “Su legado será eterno y su creatividad seguirá influyendo e inspirando futuras generaciones” fue lo que dijo el presidente de la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación, Neil Portnow. A lo que me lleva a la siguiente analogía: Kraftwerk es a la música electrónica, lo que los Beatles fueron al rock n’ roll. Maximum! [www.kraftwerk.com]

+ vídeos: @Vimeo

Setlist:

1. The Robots
2. Metropolis
3. Numbers
4. Computer World
5. It’s More Fun to Compute
6. Home Computer
7. Computer Love
8. The Man-Machine
9. Spacelab
10. Das Model
11. Neon Lights
12. Autobahn
13. Tour de France
14. Tour de France Étape 1
15. Chrono
16. Tour de France Étape 2
17. Airwaves
18. News
19. Geiger Counter
20. Radioactivity
21. Trans-Europe Express
22. Boing Boom Tschak
23. Techno Pop
24. Music Non Stop

Encore:
25. Aéro Dynamik
26. Expo 2000
27. Planet of Visions

Escuchando:

Awake (2014, Ghostly International). Tercer álbum de Tycho, proyecto sonoro del diseñador gráfico californiano Scott Hansen, conocido en el mundo del diseño como ISO50.

Tycho-Awake

Scott Hansen ha trabajado para el blog norteamericano de música Stereogum, además es el encargado de diseñar sus propias portadas de sus álbumes y EPs. Luego de tres años de aquel magnífico segundo álbum Dive del 2011, nos ofrece este excelente álbum de electrónica instrumental y atmosférica llena de finas texturas y sonidos ambient y downtempo con elementos de un post-rock psicodélico y del shoegaze gracias a las bellas y delicadas melodías de las guitarras, que son envueltas por sonidos electrónicos, una batería y un bajo que le dan una sensibilidad y una densidad muy profunda a las 8 pistas de este álbum lanzado hace apenas dos días (18 de Marzo) en iTunes y fisicamente a través del sello Ghostly International.

Un álbum influenciado claramente por la música y los riffs de guitarra de Alexandre Navarro del sello francés de ambient SEM (incluso el diseño de la portada minimalista hace referencia a los trabajos gráficos de dicho sello), también nos recuerda a los riffs de The Edge de U2 y a Mike Oldfield en cualquiera de sus álbumes Tubular Bells. Los tres singles que se desprenden de este material, son mis favoritas. ‘Awake’, pista que abre el álbum fue lanzado meses antes del lanzamiento oficial del álbum en su perfil dentro de la plataforma de música en streaming por excelencia, SoundCloud. El segundo single ‘Montana’ y el tercero y más reciente ‘Spectre’, son los temas que junto al resto, atrapan al instante de este corto pero excelente álbum masterizado por Christopher Willits.

Curiosamente, el músico electrónico, dj y extraordinario fotógrafo, Reuben Wu, miembro fundador (junto a Daniel Hunt) de Ladytron, trabajó en el área visual junto a Scott en la portada del tercer single de este excelente material ampliamente recomendable. Sin duda, uno de los mejores lanzamientos en lo que va del año.

Tycho (Photo by Reuben Wu)

Tycho (Photo by Reuben Wu)

Tycho @ SoundCloud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s